Jue. Jun 17th, 2021

En el último año, el estilo de vida de las personas de todo el mundo ha cambiado drásticamente. En Diciembre de 2019, comenzaba a conocerse un nuevo virus surgido en China, el cual pocos meses después cambiaría por completo la historia de la humanidad. Aun así, en este año de obstáculos y barreras, existen personas que se han convertido en verdaderos ángeles para otras. A continuación, queremos compartir contigo 5 historias inspiradoras en medio de la pandemia por CORONAVIRUS.

CORONAVIRUS: UN NUEVO ORDEN MUNDIAL

La pandemia que azota al mundo entero, ha obligado a millones de personas a modificar sus hábitos y rutinas de cada día. El distanciamiento social es solo una de las medidas que las naciones de todo el mundo han decidido adoptar para frenar la ola de contagios. Las personas salen de sus casas tan solo para conseguir artículos de primera necesidad, como lo son alimentos y medicamentos. Con estas medidas necesarias, son miles los comercios y empresas los que han tenido que cerrar sus puertas durante este año tan particular y complejo.

La economía el mundo ha sufrido un quiebre, siendo las empresas más grandes las más perjudicadas ante el nuevo panorama. Son millones los empleos y trabajos que se han perdido durante estos últimos meses en todo el mundo, situación que ha llevado a una crisis devastadora a nivel global.

Ante un panorama de gran incertidumbre y temor, existen personas que han decidido aportar algo de sí mismos a un mundo que parece desmoronarse poco a poco. Y es que parece que aún existen verdaderos ángeles, listos para actuar en los momentos más desafiantes de la historia del mundo.

A continuación, queremos compartir contigo algunas historias inspiradoras de personas que han decidido aportar su granito de arena al mundo, en este año tan particular. Las historias que leerás a continuación, son el ejemplo máximo de la bondad y la solidaridad humana que aún existen en nuestros tiempos.

HISTORIAS INSPIRADORAS EN MEDIO DE LA PANDEMIA

“Si necesitas dinero, tan solo házmelo saber”

Andrea Piero es una consejera universitaria que reside en el estado de California, y que en estos últimos meses ha dejado ver su lado más solidario y caritativo. Esta mujer trabaja desde su casa, realizando día a día reuniones con sus estudiantes para ayudarlos a tomar decisiones en relación a su futuro. Además de esto, hace un par de meses Andrea decidió enviar un mensaje a todos sus vecinos, por la aplicación Nextdoor. El mensaje decía lo siguiente:

“Si estás corto de dinero, envíame un mensaje.

Hola vecinos, si perderán un sueldo/contrato de trabajo, o si están cortos de dinero para alimentos y suministros, envíenme un mensaje con su Venmo @ y le enviaré 20 dólares, sin preguntas»,

escribió Andrea.

Al día de hoy, Andrea ya ha donado a sus vecinos un total de 400 dólares, y la suma va en aumento. No cabe duda que se trata de una historia de solidaridad y compasión, que ha conmovido los corazones de personas alrededor de todo el mundo.

Un gesto de solidaridad en medio de la crisis

Donnie Adison es un trabajador de una cadena de supermercados de Georgia, que ha decidido aportar también su granito de arena al mundo, en este contexto de pandemia. Donnie se encarga de realizar las comprar personales de las personas que por un motivo u otro no pueden hacerlo, debido a la pandemia por coronavirus.

Existen personas que suelen ser más susceptibles a contraer el nuevo virus, ya sea por su edad o por su condición de salud. Estas personas deben en lo posible mantenerse en sus casas, para así no correr ningún tipo de riesgos en el exterior. Personas como Donnie Adison hacen posible que otras personas tengan en sus hogares los alimentos y recursos necesarios, sin tener que salir al exterior a conseguirlas. Lo que Donnie hace, es tan solo recoger una lista de productos, para luego comprarlos y entregarlos a la persona que los ha solicitado.

Alimentando a personas carenciadas

Eric Ripert es un distinguido Cheff de la ciudad de Nueva York, que ante la pandemia por coronavirus debió cerrar las puertas de su restaurant de 5 estrellas, Le Bernardin. Cuando el restaurante cerró sus puertas, grandes cantidades de productos alimenticios quedaron sin utilizarse. Una buena parte de estos productos fue a parar a las casas de los trabajadores del restaurante, y otra gran parte fue donada por el Cheff a la organización de beneficencia City Harvest. Se trata de la organización solidaria más grande de Nueva York, la cual cada año da de comer a más de 1.200.000 neoyorkinos de bajos recursos.

Pero Ripert no solo donó sus alimentos a la organización de beneficencia, sino que también se dedicó a entregar los platos de comida a las personas carenciadas.

“Es muy emotivo ver tanta gente haciendo fila para recibir comida y que siempre están muy agradecidos.”

Eric Ripert.

Apoyar a los pequeños emprendedores

La crisis financiera que atraviesa el mundo en la actualidad, ha perjudicado también a las pequeñas empresas de cada ciudad. Al no salir las personas a la calle, es más difícil que estas visiten comercios y tiendas. Joe Cain, un residente de 50 años de la ciudad de San Francisco, tuvo una gran idea para ayudar a los pequeños emprendedores en esta época de pandemia.

Joe creó una publicación en la aplicación Nextdoor, mediante la cual incentiva a las personas a seguir apoyando a los negocios locales, a pesar del contexto crítico. El mensaje de Joe fue el siguiente:

“Considera ordenar comida para llevar (no a través de una aplicación), comprar una tarjeta de regalo o algo extra para tener en la nevera. Mantengamos el flujo de efectivo en la economía local «.

Publicación de Joe en Nextdoor.

Son millones las personas que han visto el mensaje de Joe, y han dejado su comentario positivo ante esta fabulosa iniciativa.

Princesas de Disney

No solo los adultos se han sentido mal en estos últimos tiempos debido a la gran incertidumbre e inestabilidad que ha generado la pandemia por COVID-19. Los niños también se sienten mal por no poder de casa y ver a sus amigos, o ir de vacaciones.

Charlotte Bredael es una adolescente de 18 años de Newcastle, que se dedica a animar fiestas y cumpleaños de niños en su ciudad. Ante el nuevo contexto de emergencia sanitaria, en el cual el distanciamiento social es medida primordial, la adolescente ha tenido una fabulosa idea para levantar el ánimo de los más pequeños.

Charlotte se viste de princesa y graba videos personales para todos aquellos niños que se sientan molestos o angustiados por la situación que atraviesa el mundo en la actualidad. Al día de hoy, Charlotte ya ha realizado más de 20 videos, y lo seguirá haciendo.

Un mundo mejor

No cabe duda que la solidaridad humana existe, y estas personas son el ejemplo vivo de ello. En un contexto sumamente aterrador y desfavorable, aún existen ángeles que deciden dar o mejor de sí para que otros puedan sentirse cómodos y a gusto en sus hogares. Todos podemos colaborar con los demás, aunque sea aportando algo muy pequeño. Si las personas del mundo dieran aunque sea una parte mínima de si al resto de la sociedad, viviríamos en un planeta mucho mejor.

Por Flor

Deja un comentario