Vie. Sep 17th, 2021

¿Sabías que el psicólogo Scott Kaufman asegura que es en la regadera en donde logramos tener un mejor índice de creatividad? Mientras estamos de pie, relajados, con los ojos cerrados, tomando una refrescante ducha, es cuando las ideas empiezan a surgir en nuestra mente. Si lo miramos de otra manera, nuestra ducha resulta ser nada más ni nada menos que una incubadora de ideas. Pero, ¿esto significa que antes de una reunión o junta de negocios debemos de tomar siempre un regaderazo, para que nuestras ideas florezcan, y así tener más éxito en los negocios? Puede que esto no funcione así de simple. A continuación, te mostraremos cómo desarrollar tu creatividad, para así tener más éxito en tus emprendimientos y negocios.

¿Hay personas que no tienen creatividad?

Según estudios científicos, nuestra mente tiene al menos 60.000 pensamientos cada día. Si bien es cierto que la mayoría suelen estar relacionados a cosas del pasado, existe también un buen porcentaje de pensamientos vinculados a nuestro presente y futuro. La mente es un potente ente liberador de ideas, por definición natural. Aun así, es muy común que en algún momento de tu vida hayas sentido que tu mente se queda totalmente en blanco, sin que ninguna idea o pensamiento pase por ella. ¿Qué es lo que sucede en este tipo de casos?

La respuesta a la pregunta planteada anteriormente es muy simple. Cuando nos encontramos frente a estímulos que constantemente ponen a trabajar a nuestro cerebro, es más probable que las ideas creativas surgen. Cuando hablamos de estímulos nos referimos a todo tipo de contenido visual, auditivo, o cualquier tipo de experiencia que escape a nuestra rutina de cada día. Mirar una nueva película, leer un nuevo libro, estudiar un nuevo tema, jugar un juego de estrategia; todos estos son estímulos que desarrollan nuestro potencial de creatividad.

Cuando una persona realiza a diario las mismas actividades y rutinas, es probable que su nivel de creatividad decaiga. Ahora bien, esto no significa que la creatividad se ha perdido. Tan solo es cuestión de volver a poner en marcha a nuestro cerebro, ofreciéndole nuevos estímulos. Tan solo se trata de volver a poner combustible en el tanque, para que siga funcionando de la mejor manera.

¿Qué es la creatividad?

Si tenemos en cuenta lo tratado en los párrafos anteriores, podemos decir que la creatividad no es más que el hecho de darle un continuo resignificado a nuestra vida. Todo lo que permanece en nuestro exterior puede ser interesante y fantástico, si tan solo creemos en ello. De esta manera, podemos decir entonces que todo lo que permanece a nuestro alrededor puede ser utilizado para obtener un nuevo beneficio, o bien una nueva oportunidad. Es importante recordar que no vemos el mundo como es, sino como somos nosotros. Es por este motivo que las buenas charlas, las películas y las buenas lecturas, suelen ser por lo general el punto de inicio que da lugar a una nueva idea.

La curiosidad es otro aspecto clave a la hora de desarrollar la creatividad. Cuando somos curiosos e indagamos acerca de lo que nos sucede y acerca de lo que sucede en nuestro entorno, somos capaces de descubrir nuevas cosas, nuevos conocimientos y hechos, que nos llevarán a ver la vida desde otro punto de vista. Lo importante será siempre estar abierto a todo lo que sucede en nuestra vida, y en torno a ella.

«La mente de un hombre una vez estirada por una nueva idea, nunca recupera sus dimensiones originales».

Oliver Wendell Holmes.

Pensemos en el ejemplo más simple. Los niños tienen un mayor nivel de creatividad que los adultos, solo por el hecho de que cuestionan todo lo que existe a su alrededor. Un niño se maravilla ante todo lo que ve, investiga y analiza cada nuevo detalle de su vida, para luego tener ideas fantásticas. De esta manera es que los niños son capaces de crear los juegos más fascinantes e inimaginables. Nuestra creatividad no se extingue nunca, sino que es una destreza que debe ser cultivada cada día.

«La curiosidad de la vida en todos sus aspectos, creo que es el secreto de los grandes creativos».

 Leo Burnett.

Cuando comiences a generar nuevos estímulos para tu cerebro, tu creatividad aumentará, y de esta manera podrás conseguir tener «mejor suerte» en cada paso que des a lo largo de tu vida. A continuación analizaremos una serie de hábitos cotidianos que permiten desarrollar la creatividad para conseguir así tener más éxito en nuestros negocios y vida en general.

Hábitos cotidianos para desarrollar la creatividad

Toma un momento de descanso: Muchas granadés ideas han surgido de momentos de ocio y aburrimiento. Dedica algunos minutos de tu día simplemente a no hacer nada, para permitir así que tu mente divague por un buen rato, y lograr así que las ideas lleguen.

Escribe todo lo que piensas: Toma un lápiz y una libreta y anota todas las ideas y pensamientos que has tenido durante todo el día. Luego de 24 o 48 horas, vuelve a leer todo lo que has anotado, para lograr así tener una nueva perspectiva acerca de ello. Reflexiona y analiza cada detalle de tus ideas.

Investiga, lee, escucha música y mira películas: El arte es quizás el mejor estimulante para nuestro cerebro, al momento de desarrollar la creatividad. Asegúrate de siempre tener entre tus manos un nuevo libro, revistas, o un nuevo título de una película. También dedica tiempo a estudiar nuevos temas, y a escuchar música de diferentes estilos.

Actividades manuales: Otra manera de potenciar nuestra creatividad, es realizando actividades manuales, como lo pueden ser por ejemplo la pintura, escritura, escultura, o cualquier otro tipo de actividad artística que llame tu atención. No importa que tan bien lo hagas, lo importante será tan solo que te atrevas a comenzar una nueva actividad, que sirva como estimulante para tu cerebro.

Tres preguntas matinales: Julia Cameron, autora del libro «El camino del artista» nos dice que para desarrollar nuestra creatividad debemos escribir tres páginas en nuestra libreta, cada mañana. La autora dice: “No importa lo que escribamos, pero deben ser tres páginas, estar escritas a mano y a primera hora de la mañana.”. Puedes escribir acerca de algo que te angustia, sobre problemas que no logras resolver, o bien sobre nuevos proyectos e ideas que aún no sabes muy bien cómo llevar a cabo.

Levántate una hora antes: Algunos expertos recomiendan acostarse más temprano por las noches, para así levantarse más temprano por las mañanas. Cuando antes logremos estar despiertos, más energía tendremos durante el día, y podremos hacer más cosas. Este parece ser uno de los hábitos más utilizados a la hora de desarrollar la creatividad.

¡Mantente siempre en movimiento! Vives en un mundo repleto de cosas interesantes y extraordinarias, por lo que no tiene sentido que cada día te dediques a hacer siempre lo mismo. Pone en marcha tu cerebro, y comienza a añadir nuevos quehaceres a tu libreta de actividades diarias, para así desarrollar más tu creatividad y lograr alcanzar el éxito.

Por Flor

Deja un comentario