Vie. Sep 17th, 2021

Administrar nuestro dinero puede llegar a ser una tarea no tan sencilla, y menos aún en tiempos de crisis. El trabajo disminuye y los gastos aumentan, por lo que el dinero simplemente no rinde. Lo bueno es, que siempre podemos adoptar nuevos hábitos para administrar el dinero y nuestra economía personal y familiar. En este artículo, te compartiremos una serie de consejos que te servirán de mucho a la hora de administrar tus finanzas.

9 consejos para administrar nuestra economía

Existen una serie de acciones y hábitos que puedes implementar en tu vida cotidiana, para lograr así que el dinero rinda más. En algunas ocasiones, la mala administración de nuestra economía suele ser la causa de la escasez económica en nuestro hogar. Se trata tan solo de desarrollar nuestra creatividad, para gastar tan solo en lo que es necesario, y no en cosas que pueden ser tan solo caprichos del día a día.

A continuación te dejamos 9 hábitos para administrar tu dinero de la manera más óptima.

Destina el 10% de tus ganancias a ti mismo

Este es un hábito que muchos millonarios y emprendedores exitosos recomiendan. Cuando obtengas un pago o una ganancia, destina el 10% a tus ahorros, a tus inversiones.

Se trata de uno de los hábitos financieros más saludables que podrás adoptar hoy en día. Cuando tengas el pago en tus manos, antes de gastarlo en cuentas o compras, separa el 10% y guárdalo para tus futuras inversiones o emprendimientos.

Crea tu patrimonio

Recuerda que todos tus ahorros deben de ser destinados a la reinversión. De nada sirve que te gastes todo en viajes o aparatos de lujo, si luego de comprarlos ya no tienes nada de dinero. Los grandes emprendedores, saben que la clave del éxito es dedicar los ahorros a un buen plan de inversión. Luego, cuando tu negocio se haga más grande, si podrás darte todos los lujos que deseas.

No gastes más de lo que ganas

Uno de los motivos por lo que la mayoría de las personas no suelen llegar a fin de mes, es simplemente por el hecho de que gastan más de lo que ganan. Este es un consejo obvio, si ganamos $10.000 y gastamos $15.000, siempre nos faltará dinero. El primer paso para administrar tu economía personal, es gastar menos de lo que ganas.

Antes de gastar tu dinero en cualquier cosa, piensa en lo que sucedería si surge algún tipo de improviso o inconveniente financiero en tu vida. Dedica buena parte de tus ganancias a tus ahorros, para así tener siempre algún billete a mano, por cualquier cosa que pueda suceder.

Huye de los financiamientos en pequeñas cuotas

Evita lo más que puedas involucrarte en negocios y compras que te exijan solicitar un financiamiento en cuotas. Recuerda que en este tipo de casos, el que pierde siempre serás tú. Cuando quieras comprar algo, ahorra dinero hasta que finalmente llegues al monto que necesitas para realizar dicha compra. Recuerda que los financiamientos y las tarjetas de crédito son los grandes enemigos de nuestra economía.

Busca información sobre emprendimientos

Si durante algunos cuantos meses destinas el 10% de tus ganancias mensuales a tus ahorros, notarás que en muy poco tiempo tendrás una muy buena cantidad de dinero para invertir. Infórmate muy bien sobre emprendimientos y negocios que valgan la pena en tu zona, para así hacer crecer tu patrimonio. Investiga, habla con otras personas, y dale un buen destino a tus ahorros.

No compres casas ni carros de lujos

Las personas que tienen casas en la playa y autos costosos, terminan por gastar más en la manutención de sus adquisiciones que en sus propios placeres. Este tipo de lujos solo son convenientes cuando nuestro patrimonio o empresa ya se encuentren en auge. Mientras tanto, no adquieras pertenencias que te generen gastos extras.

Evita prestar dinero a amigos y familiares

En este tipo de casos, está claro que todo dependerá del caso y de la persona que nos solicite el préstamo. De todas maneras, recuerda que cuando prestamos dinero a un amigo o familiar, la confianza del vínculo puede hacer que luego el préstamo quede en el olvido. De esta manera, el que saldrá perdiendo serás tú, ya que probablemente luego ni te animes a reclamar lo que has prestado.

No realices comprar superficiales

Cuando salimos de comprar o al centro comercial, es normal que queramos comprar todo lo que se nos pase por delante, y más aún si tenemos el dinero para hacerlo. Antes de adquirir algo nuevo, pregúntate si de verdad es algo necesario para tu vida. Si no lo es, no lo compres, y guarda ese dinero para tus futuras inversiones.

Evita andar con grandes cantidades de dinero en tu bolsillo

Cuando salimos y llevamos en nuestro bolsillo dinero, tenderemos a gastarlo. Sin embargo, si tan solo llevamos con nosotros una pequeña cantidad, es más probable que nos controlemos a la hora de querer comprar algo nuevo.

Recuerda que en la mayoría de los casos, el dinero no rinde porque las personas no saben administrarse bien. Toma los consejos que te hemos dado y aplícalos en tu día a día. Te aseguramos que de aquí a unos cuantos meses, lograrás tener un buen capital para invertir y emprender a futuro.

Por Flor

Deja un comentario