Mié. Jun 16th, 2021

A muchos profesionales les cuesta bastante desconectarse de sus trabajos, y más aún si el trabajo es realizado desde su propio hogar. Al día de hoy, son muchas las personas que realizan teletrabajo, desempeñando así sus tareas laborales desde la comodidad de sus hogares. Si bien esto es algo que trae muchas ventajas, a la hora de tomar vacaciones puede llegar a convertirse en un problema. En este artículo te hablaremos sobre cómo disfrutar de las vacaciones en épocas de teletrabajo.

Teletrabajo y vacaciones: ¿una mala combinación?

Cuando nos referimos a teletrabajo, hacemos referencia a todas aquellas actividades de nuestro trabajo que son realizadas desde la comodidad de nuestro propio hogar. En estos últimos tiempos, el avance tecnológico ha permitido que no necesitemos estar siempre en nuestra oficina para desempeñar nuestras funciones laborales. De esta manera, podemos utilizar nuestros celulares, tabletas y computadores, para realizar así nuestro trabajo desde donde sea que nos encontremos.

«Hemos cogido el hábito de llevar la oficina en el bolsillo, sea el móvil, la tableta o el portátil. Estamos muy acostumbrados a estar siempre conectados y nos cuesta parar”, expone Elisa Sánchez, del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

Pero, si nuestro trabajo ha pasado a localizarse ahora en el mismo espacio en el cual solíamos descansar, ¿Cómo se supone que disfrutemos de nuestras vacaciones?

“Estamos entrando en las vacaciones en una situación en la que nunca habíamos estado: saliendo de un teletrabajo confinado en el que los límites entre la jornada laboral y el ocio estaban muy difuminados”, apunta Ximena Jarrín, gerente de PeopleMatters.

Además, si consideramos los tiempos actuales en los cuales las personas deciden no salir de casa por miedo a contagiarse con el virus que azota a toda la humanidad, la cosa parece ponerse aún peor. En este caso, las vacaciones tendrían que disfrutarse tan solo en la comodidad del hogar. Pero, estando de vacaciones en nuestro hogar, ¿Cómo haremos para que la tentación de agarrar nuestros dispositivos móviles y ponernos a adelantar trabajo no nos gane?

Mucha gente no se va a ir de viaje por miedo al contagio, va a pasar mucho tiempo en casa y, aunque intenten desconectar, sí saben que adelantar tareas va a hacer que la vuelta sea más ligera, van a impedir ellos mismos esa desconexión”, desarrolla el profesor de recursos humanos de EAE Business School, José Canseco.

Planificación y organización: la clave para poder disfrutar de nuestras vacaciones

Tal parece ser que la clave para que podamos disfrutar de nuestras vacaciones en épocas de teletrabajo, es la planificación. Los expertos en el tema recomiendan realizar cinco actividades de trabajo importantes, antes de que empiece nuestro periodo de vacaciones.

“Tiene que ser algo realista y que se pueda cumplir en ese tiempo para no irnos con la sensación de que hemos dejado algo importante pendiente”, añade la portavoz de PeopleMatters.

De esta manera, unas semanas antes de irnos de vacaciones, debemos de detallar en nuestra agenda cinco actividades extra que realizaremos justo en esos dias, antes de culminar con nuestro ciclo laboral.

Aun así, sabemos que existen trabajos infinitos e interminables, que nunca paran de exigirnos más y más tareas y actividades. En este tipo de casos, podemos separar tan solo 2 o 3 horas semanales de nuestros dias de vacaciones, para dedicarle a esas actividades que aún nos han quedado pendiente.

 “Se debe fijar un horario, máximo de dos horas a la semana, y cumplirlo. Si se deja muy abierto ese espacio, corremos el peligro de que se nos vaya de las manos”, insiste la portavoz de PeopleMatters.

¿Mucho trabajo o adicción a la tecnología?

Existen personas que siempre tienen algo que hacer, ya sean tareas, reportes, documentos, actividades, o cualquier otro tipo de exigencia de su trabajo. Es importante destacar en este tipo de casos si hablamos de mucho trabajo, o más bien de adicción a la tecnología y al trabajo mismo.

Puede ser que tengamos un problema de adicción al trabajo o a las nuevas tecnologías que utilizamos para llevarlo a cabo”, describe la psicóloga.

Por más raro que pueda esto parecer, existen personas que ya se han acostumbrado a padecer de estrés laboral en sus vidas. Estas personas, suelen estar obsesionadas con su trabajo, y suelen utilizarlo como refugio para no atender sus otros compromisos y vínculos personales.

Sea como sea, es necesario saber que una dosis extrema de trabajo puede llegar a ocasionar graves daños en nuestra salud, y en nuestras relaciones personales.

“Como adultos, tenemos un compromiso con nuestro trabajo, pero también debemos asegurarnos de que tenemos un nivel de bienestar adecuado para poder continuar”, justifican los expertos.

Antes de que comiencen tus vacaciones, asegúrate de planificar muy bien tus rutinas. Dedica el mayor tiempo posible a tu descanso, así como también a pasar tiempo con tus seres queridos. Si no te queda de otra, también dedica un tiempo mínimo a tu trabajo, ¡pero asegúrate de que realmente sea mínimo!

Por Flor

Deja un comentario