Jue. Jun 17th, 2021

Es probable que alguna vez hayas ido al mercado y te hayas olvidado de comprar algún producto de tu lista. Debido a esto, has tenido que volver luego para conseguirlo. Pues bien, la deuda de tiempo es cualquier cosa que te comprometa a perder tiempo de manera innecesaria en un futuro. Según varios autores, esta es la deuda que más daño causa a nuestras vidas. Veamos a continuación cómo salir de “la deuda del tiempo”.

“La deuda del tiempo” y los estragos que causa en nuestras vidas

Cuando enviamos a alguien un correo electrónico, sabemos que luego de un rato tendremos que dedicar parte de nuestro tiempo a leer la respuesta que nos han devuelto. Este es otro ejemplo en el cual podemos aplicar este nuevo concepto.

Los expertos dicen que las actividades pendientes que nos robarán parte de nuestro tiempo en un futuro, tan solo servirán para disminuir nuestros niveles de concentración y productividad.

«Esto no quiere decir que todas las deudas de tiempo sean malas. Quizás te guste servir en el comité de su escuela o ser voluntario en una organización local», James Clear, autor del bestseller «Atomic Habits».

«Sin embargo, cuando haces estos compromisos, también estás creando una deuda de tiempo que tendrás que pagar en algún momento. A veces vale la pena recortar el número de deudas que asumimos, pero otras veces no», dice.

Según este autor, el tiempo es un factor clave para lograr alcanzar el éxito en nuestras vidas. A continuación te mostraremos algunas estrategias que podrás implementar en tu vida cotidiana para organizar mejor tu tiempo, y no perderlo en actividades y tareas que tan solo desgastarán tu energía de manera innecesaria.

Construye un sistema

Lo primero que debemos de hacer a la hora de organizar mejor nuestro tiempo y tareas, es realizar una lista de todas las actividades que solemos llevar a cabo de manera habitual. Luego de esto, pregúntate cuáles de esas actividades podrían realizarse de manera más simple o más rápida, si tan solo tuvieras la herramienta adecuada para realizarla.

Piensa por ejemplo en las distintas aplicaciones y páginas webs, las cuales suelen tener una sección de “Preguntas frecuentes” para evitar así tener que responder las dudas de cada uno de los usuario.

Uno de los ejemplos cotidianos más prácticos en cuanto a esto, es llevar la ropa a la lavandería. De esta manera, no tendrás que gastar parte de tu tiempo en lavar y planchar tu ropa ni la de toda tu familia.

Desarrolla un sistema cotidiano que te permita ganar tiempo en lugar de perderlo.

Prioriza

Otro punto importante a la hora de ganar tiempo en nuestro día a día, es saber organizar bien nuestras tareas para así decir cuales debemos hacer primero.

«Lo que no se puede medir, no se puede mejorar», decía el célebre escritor y consultor Peter Drucker.

Muchas personas suelen perder un buen tiempo de su día tan solo revisando sus redes sociales. No dejes que esto te suceda a ti. Antes de dedicarte a husmear en las redes asegúrate de realizar todas tus actividades pendientes.

Delegar

Al día de hoy, existen muchos programas informáticos que son capaces de realizar un sinfín de tareas por nosotros. Aprende a utilizar estos programas y sus funciones, para así evitar malgastar tu tiempo en cosos que podría hacer alguien o algo más por ti.

Aprender a decir que no

Antes de comprometerte con una nueva actividad o proyecto, asegúrate de que realmente tengas tiempo para dedicarte a ello en un futuro. Si este nuevo compromiso no aporta nada a tu vida, o genera más perdidas que beneficios, simplemente olvídate de él. Aprender a decir que no es un factor clave a la hora de llegar a alcanzar el éxito en nuestras vidas.

«Ignora los temas que mermen tu atención. Deja de seguir a las personas que agotan tu energía. Abandona los proyectos que le quitan el tiempo», afirma.

Ten conciencia de tu tiempo disponible

Cuando el mes inicia, siempre hacemos una lista de gastos para lograr así ver en donde podemos ahorrar un poco. Pues bien, con el tiempo sucede lo mismo. Realiza una lista de actividades semanales y pregúntate realmente si cada una de ellas es tan necesaria para tu vida.

«Las deudas de tiempo se acumulan cuando uno no sabe que está dedicando más tiempo del que tiene o no está utilizando el tiempo sabiamente», explican desde el blog sobre productividad RescueTime.

«Por lo tanto, tiene sentido que, para cambiar esa tendencia, necesites una comprensión profunda de dónde se te escapa realmente tu tiempo».

Recuerda que la mejor manera de recuperar el tiempo perdido, es dedicar algunos momentos para ti mismo, para tu descanso y bienestar personal. De esta manera lograrás reponer energías malgastadas, saldando así “la deuda del tiempo”.

Por Flor

Deja un comentario