Vie. Sep 17th, 2021

Es probable que en algún momento del presente te hayas preguntado cuál es la mejor forma de denominar al momento que atraviesa el mundo hoy en día. Muchas personas concuerdan al decir que estamos atravesando por una situación extraordinaria, sin precedentes en nuestra historia. Pues bien, para algunos expertos, se trata nada más ni nada menos que de un “momento bisagra”, que mancará un antes y un después en la historia del mundo. Para estas personas, estamos viviendo actualmente uno de los momentos más influyente de la historia de la humanidad.

Un nuevo paradigma

La idea de que estamos presenciando uno de los momentos más influyentes de la historia de la humanidad, se remonta al filósofo Derek Parfit.

«Vivimos en el momento bisagra de la historia», escribió Parfit en su libro «On What Matters» (Acerca de lo que importa) en 2011.

En estos últimos meses en los cuales la pandemia por coronavirus ha afectado fuertemente la economía mundial, y ha provocado una nueva reestructuración de las sociedades, la teoría de la bisagra ha vuelto a ser considerada por distintos expertos y académicos.

«Dados los descubrimientos científicos y tecnológicos de los últimos dos siglos, el mundo nunca ha cambiado tan rápido. Puede que pronto tengamos mayores poderes para transformar, no solo nuestro entorno, sino a nosotros mismos y nuestros sucesores». Derek Parfit.

Nos encontramos en un momento clave de nuestra historia, en el cual lo más importante es priorizar y definir acciones necesarias para asegurar el desarrollo futuro de nuestra especie.

¿Somos los más influyentes de la historia del mundo?

No solo se trata tan solo del coronavirus y de la nueva reestructuración de las economías internacionales. Ya desde hace varios años el mundo sufre un gran riesgo de autodestrucción debido a acciones humanas que se han llevado a cabo sin medir consecuencia alguna. Además, si a esto sumamos el proceso de globalización y el avance tecnológico desmedido de nuestra época, sin duda alguna podemos hablar de que hacemos referencia a un momento único en nuestra historia.

Tal y como argumenta el astrónomo británico Martin Rees: «nuestra Tierra ha existido durante 45 millones de años, pero este siglo es especial. Es la primera vez que una especie, la nuestra, tiene el futuro del planeta en sus manos«.

No solo somos responsables de lo que sucede en la actualidad, sino que también somos quienes definiremos lo que ocurrirá con nuestro planeta de aquí a un futuro no muy lejano. Nos encontramos en un momento clave, en donde cualquier paso en falso puede llegar a ocasionar una gran catástrofe en las próximas décadas.

Según expertos, uno de los motivos por los cuales somos la sociedad más influyente de la historia del mundo, es el hecho de que hemos sido capaces de desarrollar amenazas que nuestros ancestros jamás tuvieron que enfrentar. Hablamos de guerras nucleares y patógenos asesinos nunca antes vistos. Además, la sociedad de hoy en día parece no estar demasiado preocupada por la conservación del planeta y de la especie. Para tener una idea de lo que hablamos, el mundo de hoy en día gasta más dinero en la producción de helados que en la prevención de tecnologías capaces de ocasionar el fin de nuestra especie.  

Superinteligencia: el peligro detrás del desarrollo tecnológico

Según lo dicen varios investigadores y científicos de renombre, no falta mucho para que en nuestras sociedades comiencen a instalarse sistemas de inteligencia artificial que llegarán a convertirse en un modo de superinteligencia. Estos expertos han sido claros al afirmar que el modo  de transición entre el viejo y el nuevo paradigma, será determinante para el futuro de la humanidad.

Cada vez son más las tecnologías y sistemas que se desarrollan en nuestro mundo para distintos fines que no necesariamente son de utilidad para todos. Según los expertos, el futuro de la humanidad podría ser controlado por quien sea el primero en desarrollar una tecnología inteligente capaz de controlar a toda nuestra especie. Lo único que nos queda, es esperar que esta tecnología surja con un fin benévolo, más allá de las barreras del control y el poder. Es por este motivo que muchos académicos de nuestros tiempos se han dedicado al estudio y desarrollo de la ética en el campo de la tecnología.

Otras evidencias

Además, no debemos olvidar un factor clave que sin duda alguna ha marcado un antes y un después en nuestra era: el cambio climático.

Luke Kemp, profesor de la Universidad de Cambridge en Reino Unido, asegura que el cambio climático generado por acciones humanas desconsideradas, podría ser uno de los factores que marquen un antes y un después en la historia de la humanidad.

«Este es el siglo en el que realizaremos un experimento geológico peligroso y sin precedentes y tal vez nos salgamos irreversiblemente del nicho climático o, por el contrario, nos alejaremos del abismo».

No cabe duda alguna de que estamos atravesando por un momento único de nuestra historia. Tenemos en nuestras manos la posibilidad de marcar un rumbo definitivo para nuestras futuras generaciones. Las acciones que sean realizadas de ahora en más por nuestra civilización, serán definitivas para el futuro de nuestro planeta. Tan solo los historiadores del futuro podrán juzgar que tan bien o mal hemos actuado en nuestros tiempos.

Por Flor

Deja un comentario