Jue. Jun 17th, 2021

¿Sabías que lo malos hábitos son la principal causa de la disminución de productividad en el trabajo? Cuando adoptamos hábitos incorrectos y los mantenemos a través del tiempo, esto se vuelve perjudicial para nuestro rendimiento laboral. Además, estos hábitos y costumbres también suelen perjudicar a nuestra salud. En este artículo te mostraremos cuáles son los hábitos que disminuyen la productividad en el trabajo.

Malos hábitos que disminuyen tu productividad en el trabajo

Puede que llegue un momento de tu vida en el cual descubras que ya no rindes tanto como antes, no solo en el trabajo, sino también en la vida misma. Esto puede deberse quizás a que has adquiridos algunos hábitos que han perdurado a través del tiempo, y que te han hecho perder la concentración y la precisión en tus actividades. Lo más importante, es lograr distinguir cuáles son estos hábitos, para así poder modificarlos o bien si es posible eliminarlos de nuestra vida. A continuación te mostraremos cuáles pueden ser estos hábitos que disminuyen tu productividad.

Adicción al internet

Las investigaciones afirman que una vez que nos concentramos por completo en una tarea, demoramos tan solo 15 minutos en lograr un nivel máximo de productividad, siempre y cuando no haya distracciones algunas en la realización de dicha tarea. Ahora bien, cuando consultamos las redes sociales y nuestro celular,  estamos perdiendo la concentración adquirida desde el principio. Esto hace que al volver a retomar la actividad, tengamos que esperar nuevamente otros 15 minutos para volver a generar un nivel máximo de productividad.

El problema con muchas personas, es que al realizar sus tareas suelen detenerse cada 30 o 40 minutos, para consultar las redes sociales. Esto es un hábito perjudicial que disminuye la productividad en un gran nivel. Cuando empecemos a realizar un trabajo, lo mejor será no consultar el celular ni la Tablet hasta que hayamos culminado con dicha tarea.

Exceso de reuniones

Las reuniones de trabajo en exceso disminuyen a gran nivel la productividad de las personas. Es por esto que las personas más productivas evitan casi siempre asistir a reuniones laborales repetitivas y monótonas, que lo único que hacen es quitar tiempo sin aportar nada relevante.

Está claro que hay algunas reuniones que si serán de importancia para el trabajo. Ahora bien, la mayoría de ellas no suelen ser necesarias. Además, no debes de olvidar que el exceso de trabajo disminuye la productividad y también perjudica la salud. Cuando estés en tu trabajo, asegúrate de concentrarte tan solo en las tareas y actividades de relevancia, para así no perder el foco.

El correo electrónico

Uno de los hábitos que disminuyen la productividad a gran escala, es el hecho de consultar cada 15 o 20 minutos el correo electrónico. Para ser más productivo en el trabajo, asegúrate de no perder tiempo en cosas sin importancia, como lo es por ejemplo el hecho de consultar las noticias o tu correo electrónico más de una vez al día. Establecer alertas en el email puede ser una buena idea, para evitar así tener que estar consultando los mensajes a cada rato. Con estas alertas, cuando llegue un mensaje nuevo a nuestra casilla de correo, seremos notificados de inmediato.

Realización de varias tareas

Una investigación realizada en la Universidad de Stanford demostró que las personas que realizan varias tareas a la vez son mucho menos productivas, en comparación con personas que solo atienden una actividad. Cuando intentamos abarcar más de un tema de trabajo, nuestra concentración por cada uno de ellos disminuirá, y podremos retener menos información en nuestra mente.

Para evitar este inconveniente, puedes considerar crear una lista de actividades en la cual colocarás las más urgentes y relevantes en primer lugar. Cuando termines la primera, podrás continuar con la segunda. Concéntrate en un solo tema a la vez, y verás cómo tu rendimiento aumentará de manera asombrosa.

Dejar para después

Cuando iniciamos nuestra jornada laboral, solemos sentirnos colmados de energía y motivación. Ahora bien, con el pasar de las horas comenzarnos a sentir el cansancio y el agotamiento mental, por lo que a medida que pasa el tiempo, somos cada vez menos productivos en nuestra jornada. Cuando postergamos las actividades más difíciles para el momento final del día, estamos cometiendo un grave error, ya que tendremos que realizar tareas complejas en el momento de mayor estrés y agotamiento físico y mental.

En el trabajo, siempre asegúrate de realizar las tareas más difíciles y pesadas al inicio de la jornada, cuando tu mente esté clara y tu energía al 100%.

Como has visto ya, la mayor parte de los hábitos que disminuyen la productividad en el trabajo pueden ser eliminados o modificados de manera muy simple. Tan solo es necesario que te tomes un momento para pensar en cuáles son los hábitos que han disminuido tu rendimiento, para luego comenzar a trabajar en ellos.

Por Flor

Deja un comentario