Vie. Sep 17th, 2021

Si bien ya todos sabemos que mujeres y hombres pueden ofrecer lo mejor de sí por igual, la brecha de género aún se mantiene de una manera muy notable en los distintos países del mundo, y particularmente en territorios de América. Pero, ¿por qué los hombres tienen mayores posibilidades laborales que las mujeres, cuando son estas últimas las que ofrecen mayores beneficios a sus empresas?

Mujeres al mando

Si bien es verdad que los tiempos han cambiado, y que los derechos de las mujeres han avanzado en mucho en comparación con las épocas anteriores, también es cierto que aún existen ciertas brechas de género las cuales reducen las posibilidades de que las mujeres puedan acceder a puestos laborales de liderazgo. Hoy en día, al hablar de puestos poderosos es más probable que una empresa contrate a un hombre antes que a una mujer, algo que carece por completo de fundamentos lógicos.

Además, en muchos países del mundo los distintos puestos de empleo suelen ofrecer salarios diversos, según sea si lo ocupa una mujer o un hombre. Claro está que la desventaja siempre irá para el género femenino.

Lo que es realmente más impresionante aún, es que muchas empresas y contratistas desconocen el hecho de que las mujeres suelen ser más productivas que los hombres, en puestos de alto liderazgo.

La exclusión de las mujeres de algunos sectores laborales, puede llegar a traer consecuencias catastróficas para un futuro cercano. De hecho, uno de estos sectores laborales que más se inclina por la contratación de hombres y no de mujeres, es el sector tecnológico. Se estima que a nivel mundial, solo un 30% de los trabajadores de la industria tecnológica son mujeres, las cuales ocupan puestos de responsabilidad y relevancia intermedia. Si hablamos de puestos de verdadero liderazgo, nos encontramos con que solo un 7% de los trabajadores de esta área son mujeres. Se trata de cifras realmente alarmantes y desconcertantes. La verdadera pregunta que todos debemos hacernos como sociedad es: ¿realmente hemos avanzado tanto como pensamos?

Si bien las mujeres se encuentran tanto o incluso más preparadas que los hombres, para asumir tareas de gran responsabilidad, las empresas se inclinan por contratar personal de sexo masculino. Si esta tendencia se mantiene, los empleos del futuro estarán ocupados en su gran parte por usuarios de sexo masculino.

¿Por qué las empresas deberían de contratar a mujeres para ocupar puestos de liderazgo?

Existen muchas razones por las cuales las mujeres traen grandes beneficios a las empresas en las cuales trabajan. En primer lugar, existen estudios que afirman que las mujeres millennials obtienen mejores calificaciones educativas, en comparación con los hombres. Esto nos lleva a pensar que este género se encuentra mejor preparado, a la hora de asumir roles de gran responsabilidad.

Algunos estudios realizados en Estados Unidos, han demostrado también que las mujeres suelen ser mejores mentoras y líderes empresariales. Según dichos estudios, este género maneja ciertas estrategias y técnicas, que pueden llevar a obtener resultados de una manera más práctica y simple. Además, las mujeres son capaces de gestionar mejor los trabajos en equipo y actividades con otros colegas.

Además, de acuerdo al Global Leadership Forecast, los grupos de trabajos diversos son capaces de generar una mayor pluralidad de pensamiento, fomentando así la creatividad ante la resolución de problemas. Lo ideal será siempre formar equipos de trabajo que estén integrados por hombres y por mujeres, en la misma proporción.

Si la enorme brecha de género que existe en la actualidad en el sector laboral no alcanza aún para abrir los ojos de las grandes empresas, estas deberían de comenzar a pensar en el futuro de la sociedad, lugar en donde existirá un gran déficit irreparable de profesionales, debido a que las mujeres no habrán podido acceder a buenos niveles de formación y preparación laboral.

Aún estamos a tiempo de transformar nuestra realidad mediante la toma de compromiso y responsabilidad. Si todos queremos una sociedad más justa y noble, debemos de luchar por ella. Vivimos en tiempos modernos, en los cuales ya es hora de darnos cuenta de que tanto mujeres como hombres estamos preparados para hacerle frente a los mismos desafíos. El rol de género no determina nuestras capacidades, y quien crea lo contrario podrá atribuir su postura tan solo a la falta de educación y sentido común.

Por Flor

Deja un comentario