Vie. Sep 17th, 2021

La pandemia por coronavirus ha desencadenado emociones encontradas en todos nosotros. Los niños y adolescentes, han tenido que pasar de tener clases presenciales a semi-presenciales e incluso totalmente virtuales. En muchos países, el confinamiento no ha dejado otra alternativa que educar por medio de herramientas totalmente virtuales y tecnológicas.  Ahora bien, cuando la pandemia termine (porque un día acabará), nuestros pequeños tendrán que volver al colegio y a la preparatoria. Es por eso que en este artículo vamos a mostrarte cómo preparar emocionalmente a los niños para volver a sus clases presenciales.

¿Cómo volver a clases?

Cuando el año de clase termina, y todas las familias se van de vacaciones, los niños y jóvenes suelen sentirse sumamente felices y satisfechos. Ahora bien, al volver al nuevo año educativo, las cosas cambian completamente. Las emociones negativas comienzan a manifestarse, y puede que para los padres no sea tan fácil lidiar con esta situación. Si esto sucede en tiempos de vacaciones, imaginemos lo que sucederá cuando termine la pandemia. Los niños tendrán que volver a sus clases luego de haber estado meses y meses en sus casas, sin pisar la escuela.

Es por este motivo que en 1001 Coaches hemos decidido recopilar una serie de consejos, brindados por los mejores psicólogos del mundo, y los cuales nos ayudarán a la hora de preparar a nuestros niños para la vuelta a clases.

Hablar de las emociones

Lo primero y más importante, será hablar con nuestros hijos sobre lo que están sintiendo. El niño debe de aprender que sus sentimientos y emociones importan. Además, luego de haber vivido épocas tan desconcertantes, de tanto estrés y temor, lo menos que podemos hacer por nuestros hijos es dedicarles nuestro tiempo para comprenderlos y apoyarlos. Nuestros jóvenes deben de saber que no están solos.

Volver a la rutina

A la hora de volver a clase, la organización y administración de nuestros tiempos resulta ser algo crucial. Nuestros niños y jóvenes deben de adoptar nuevamente una rutina estricta de clases: levantarse temprano, hacer deporte, dormir lo suficiente, comer saludable y en hora, etc. Los adultos también deben de organizar sus propias rutinas, para que así los más chicos del hogar tomen el ejemplo.

Hazlos partícipes

En la vuelta a clases, es importante que involucres a tus niños en las actividades, como lo son por ejemplo el comprar materiales para la escuela, el organizar un espacio en casa para el estudio, etc. Los jóvenes deben de sentirse motivados y parte del proceso.

Reuniones familiares

Pocas cosas son tan saludables para un niño, como las reuniones familiares. En estos espacios, los niños y jóvenes tiene la oportunidad de compartir sus inquietudes, logros e incertidumbres con todos los miembros de la familia. Además, es una oportunidad perfecta para brindarles todo nuestro apoyo y afecto. Antes de que comiencen las clases, asegúrate de tener algunas reuniones familiares con tus hijos, para hablarles así de lo que se viene de ahora en más.

Tiempo con sus pares

Una buena estrategia para lograr que nuestros niños se sientan menos incómodos y malhumorados por el regreso a clases, es comenzar a llevarlos a lugares como el parque y la playa, en donde podrán interactuar con otros jóvenes de sus edades. Los niños deben de empezar a comprender que sus rutinas ya no solo serán en su entorno familiar. Poco a poco, podrán irse adaptando a lo nuevo.

Planificar la semana

Planificar en familia las actividades y tareas que se realizarán durante la semana y el fin de semana, resulta ser una opción muy saludable y alentadora para los más jóvenes. En las primeras semanas de vuelta a clase, podemos por ejemplo planear actividades divertidas para los fines de semana, así nuestros niños esperarán con ansia estos días, y sufrirán menos por la vuelta a clases.

Trabajar la frustración

Antes de que tus niños comiencen a realizar berrinches por la vuelta a clases, asegúrate de hablar muy bien con ellos sobre la importancia del compromiso. Tendrás que recordarles que para conseguir objetivos debemos de realizar algunos esfuerzos. Diles que así como tú tienes que hacer tares del trabajo, ellos tendrán que realizar tareas de estudio.

Nada de despedidas dramáticas

Recuerda que al volver a la escuela, tu niño necesita sentirse seguro y tranquilo, por lo que tendrás que evitar todo tipo de despedidas emocionales y dramáticas, que puedan llegar a doblegarlo y a hacerlo sentir desmotivado. Intenta siempre motivarlo y entusiasmarlo por todo lo bueno que vendrá de ahora en más.

Remarca los aspectos positivos de la vuelta a clases

Por último, pero no menos importante, recuerda que siempre será importante remarcarles a tus hijos los beneficios de volver a la escuela. Entre estos beneficios podemos encontrar el hecho de compartir tiempo y disfrutar con otros amigos.

Sabemos que la vuelta a clases puede ser algo no tan sencillo. De todas maneras, te aseguramos que todo es cuestión de costumbre y adaptación. Si sabes manejar bien los primeros días, te aseguramos que al pasar unas cuantas semanas tus hijos ni siquiera recordarán que en el pasado han tenido clases virtuales desde sus casas.

Por Flor

Deja un comentario