Vie. Sep 17th, 2021

En el mundo moderno son muchas las personas que se atreven a emprender y crear sus propios negocios. Eso es algo muy bueno, ya que todos tenemos la capacidad de crear nuestra propia fuente de ingreso, siempre y cuanto sigamos alguna serie de consejos básicos. Ahora bien, el verdadero dilema surge cuando queremos emprender con nuestros amigos y familiares. Existen personas que están a favor de este tipo de emprendimientos, mientras que otras no están tan convencidas. A continuación te contamos si emprender en familia es una buena o una mala idea.

Ventajas y desventajas de los emprendimientos familiares

Algunas personas no comprenden muy bien por qué el hecho de emprender en familia puede ser una mala idea. Grandes empresas como Ford, LG y Samsung han surgido de hecho a base de negocios familiares. Además, se supone que los miembros de nuestra familia son las personas en las cuales más confiamos, por lo que ¿por qué no confiar entonces en ellos para iniciar nuestro negocio? Sería una buena manera de mantener unida a la familia. Además, todos perseguirían un mismo fin en común: el éxito.

De hecho, existen estudios que confirman que un buen porcentaje de pymes en América, son empresas de negocios familiares.

“La principal ventaja es que al trabajar en familia se puede dar una relación de compromiso y lealtad. Además, la mano de obra genera un fondo común para gastos e insumos familiares, lo que puede permitirle vacacionar al grupo completo, por ejemplo”, indica René Rivera Bilbao, coordinador académico de Ingeniería Comercial de la Universidad del Pacífico.

La otra cara de la moneda

Sin embargo, Rivera Bilbao también nos dice lo siguiente:

Una de las mayores desventajas de tener un empresa familiar es el hastío, ya que la prolongada permanencia en el lugar de trabajo y luego llegar a la casa con el mismo ambiente y personas puede provocar una división y el surgimiento de roces entre los miembros de la familia”, explica el especialista.

Quizás este sea uno de los motivos principales por los cuales varias personas hablan de que no se debe de mezclar el ambiente familiar con el ambiente laboral. Existen muchas familias y amigos que deciden crear negocios juntos, y a la larga comienzan a surgir ciertos roces económicos y comportamentales, los cuales no solo pueden llegar a desgastar el vínculo, sino también a generar graves conflictos de dinero.

Muchas personas suelen tener algunos problemas a la hora de separar los conflictos laborales de los temas familiares. Este es quizás el principal motivo por el cual emprender en familia puede que no sea la mejor opción.

“Puede jugar muy en contra no tener una cultura empresarial de separar el manejo del capital de la empresa del dinero que es de uso doméstico. Por eso, aproximadamente la mitad de las empresas familiares se rompen al pasar de micro a pequeña empresa, ya que la transformación significa tributar, formalizar el asunto y asumir riesgos, lo que puede polarizar a la familia”, indica Rivera.

Además, debemos de tener en cuenta que si llegamos a tener conflictos con nuestros familiares por temas económicos o financieros, esto no será como enfrentarnos a cualquier persona común y corriente de nuestro trabajo. Se trata de familiares, personas cercanas a nosotros y a las cuales estamos unidos mediante un fuerte vínculo emocional.

La importancia de tomar precauciones

Si sigues con la idea de querer iniciar tu propio negocio familiar, te recomendamos que sigas algunos consejos y pautas, para conseguir evitar así conflictos a futuro. Lo primero que tienes que hacer, es establecer roles claros entres los integrantes de tu equipo. Además, recuerda que la organización y la comunicación suelen ser elementos claves para lograr garantizar el éxito en cualquier tipo de negocio.

Recuerda que debes de crear tu propio grupo de Recursos Humanos, y otros diferentes sectores que te ayuden a mantenerte siempre al tanto de lo que suceda en tu compañía. De esta manera conseguirás mantener siempre un control estricto de todo lo que sucede a tu alrededor.

Si se trata de un negocio serio, en el que estén bien marcadas las pautas de base, es probable que puedas obtener muy buenos resultados. Aun así, recuerda que siempre debes estar al pendiente de cada movimiento y acción. No te descuides, porque podrás sufrir luego las consecuencias.

Por Flor

Deja un comentario