Vie. Sep 17th, 2021

Los niños son curiosos y creativos por naturaleza, por lo que no es nada raro encontrarnos con emprendimientos infantiles de gran magnitud. La mente liberal de un niño es capaz de divagar por zonas a las cuales probablemente un adulto jamás podría acceder. En la actualidad, los emprendimientos a edad temprana se hacen cada vez más frecuentes en diversas partes del mundo. Es por este motivo que en este artículo queremos mostrarte cómo fomentar el emprendimiento temprano.

Las 4 claves para fomentar el emprendimiento temprano

Los niños son creadores por naturaleza. Estos pequeños seres mágicos son capaces de diseñas los más fabulosos juegos y desafíos, los cuales en algunos casos suelen ser de gran dificultad. Ahora bien, si los niños nacen con esta capacidad, ¿por qué no fomentarla y potenciarla para que se conviertan así en grandes emprendedores?

Brindarles a nuestros niños herramientas para que puedan darle rienda suelta a su imaginación y creatividad, ayudará no solo a crear pequeños emprendedores, sino también a formar niños más felices y saludables.

A continuación te mostramos cómo fomentar el emprendimiento temprano, con tan solo 4 estrategias.

Fomenta la resiliencia

La resiliencia es la capacidad que tenemos los seres humanos de mantenernos a flote frente a las distintas adversidades y conflictos de la vida. Si para un adulto puede ser frustrante el hecho de que las cosas no salgan acorde a lo planeado, imagínate lo difícil que puede llegar a ser esto para un niño.

Siempre que puedas, habla con tus hijos sobre esta capacidad. Enséñales que en la vida no todo saldrá acorde a lo esperado, y que eso está bien. Siempre podemos resolver nuestros problemas, y encontrarles nuevas perspectivas a nuestros asuntos.

Además, intenta que tus hijos conozcan también sobre el significado de otros valores, como lo son por ejemplo la solidaridad, el respeto y la empatía.

Enséñales a planificar

La planificación es un aspecto que debe de ser inculcado desde los primeros años de vida en nuestros niños. De esta manera, conseguirán mantener un estilo de vida mucho más organizado y estable. Cuando nuestros niños son pequeños, podemos enseñarles a planificar una estrategia para comprar un juguete, o bien a generar un plan para comenzar a ahorrar en nuestra alcancía.

Recuerda que existen ciertos valores de la vida de una persona, que necesitan ser inculcados desde sus primeros años de vida, para que así resulten dar mejores frutos. Intenta que tus hijos comprendan sobre la importancia de la planificación y la organización en sus vidas.

Reconoce sus talentos

Así como los niños deben de ser corregidos cada vez que cometen un error o realizan un mal comportamiento, también deben de ser valorados cuando obtienen algún logro. Después de realizar cierto esfuerzo por conseguir algo, el niño debe de obtener su premio. Esto ayudará a que comience a identificarse con sus propias virtudes y capacidades.

Cuando los niños se sienten aceptados y reconocidos por su entorno, aprenden a sentirse más seguros de sí mismos. Un niño con autoestima saludable, es capaz de realizar grandes emprendimientos.

Debemos de tener cuidado de no celebrar cualquier acto que realice nuestro niño, para así no correr el riesgo luego de crear seres arrogantes. Los niños solo recibirán recompensas por sus esfuerzos y buenos actos de comportamiento.

Juego en equipo

Un buen emprendedor siempre sabrá que para conseguir sus objetivos, debe de contar con el apoyo de otras personas. Es por este motivo que incentivemos a nuestros niños a trabajar en conjunto con otros compañeros, para así lograr alcanzar sus metas. Además, la interacción con otros niños generará una mayor autoconfianza y sentido de la solidaridad.

Lo más importante a la hora de fomentar el emprendimiento temprano

Muchos niños y adolescentes de hoy en día suelen dedicar gran parte de su tiempo a navegar en dispositivos tecnológicos. Debido a esto, la creatividad de nuestros hijos puede llegar a verse afectada. A la hora de hablar de este tipo de dispositivos, siempre será necesario marcar límites claros. Si bien no está mal que nuestros niños dediquen parte de su tiempo libre a jugar con este tipo de aparatos, también necesitan realizar otro tipo de actividades.

Intenta que tu hijo realice actividades al aire libre, y que salga a divertirse con amigos. También puedes fomentar los juegos y las interacciones familiares. Recuerda que tu niño debe de mantener un estilo de vida completamente equilibrado.

Si sigues paso a paso los consejos que te hemos dado, muy pronto conseguirás tener pequeños emprendedores dentro de tu casa.

Por Flor

Deja un comentario