Vie. Sep 17th, 2021

No existe en nuestra cultura una palabra exacta que pueda definir el concepto del término japonés “Ikigai”. Según la cultura oriental, todos tenemos un ikigai, es decir, un motivo para existir. Algunas personas han encontrado su ikigai y son muy conscientes de ello, mientras que por otra parte existen también quienes aún están en su búsqueda. Otros, ni siquiera saben que existe, y quizás nunca lo descubrirán dentro de ellos mismos. En nuestro artículo te contamos qué es el ikigai, y cómo encontrarlo.

Qué es el ikigai y cómo encontrarlo

Las personas de hoy en día viven en un interminable círculo vicioso, en el cual siempre es necesario trabajar más duro, para conseguir así más dinero. Las presiones y la competitividad de hoy en día nos han llevado a experimentar un estilo de vida completamente insano. Nos preocupamos demasiado por los bienes materiales, y nos olvidamos de lo más importante: nosotros mismos.

Por otra parte, el empleo es cada  vez más precario, motivo por el cual la mayoría de las personas en nuestro mundo se ven obligadas a trabajar en puestos que no les satisface. La exigencia, el descontento, la competitividad y la globalización de hoy en día, son las principales causas del origen de padecimientos tan comunes hoy en día, como lo son por ejemplo la depresión, el estrés y la ansiedad.

La felicidad es el significado y el propósito de la vida, todo el objetivo y el fin de la existencia humana”.

Aristóteles

En el libro “Ikigai, los secretos de Japón para una vida larga y feliz”, Hector García y Francesc Miralles, relatan algunas experiencias vividas por los centenarios japoneses de la aldea de Ogami. El libro nos habla de hábitos y prácticas para tomar una vida saludable y feliz. Además, también nos cuenta qué es el ikigai, y cómo todos podemos encontrarlo.

Ikigai, la razón para vivir

Estos centenerios japoneses se levantan cada mañana con un único fin: ser felices. Para ellos no existe la palabra “jubilación”, o la palabra “empleo”. Ellos realizan las mismas actividades cotidianas hasta el final de sus días, ya que les causan placer y felicidad. Estas personas han encontrado su sentido de vida.

A la hora de comprender qué es el ikigai, debemos de comprender primero que todos hemos nacido con un único propósito: ser felices.

“El objetivo es identificar aquello en lo que cada uno de nosotros somos buenos, lo que nos da placer a la hora de realizarlo y que, además, nos hace conscientes de que aportamos algo al mundo. Cuando lo llevamos a cabo, tenemos más autoestima, porque sentimos que nuestra presencia en el mundo está justificada. La felicidad sería la consecuencia”, dice Miralles.

Encuentra tu pasión y ayuda a los demás

Los japoneses centenarios dedicaban sus vidas no solo a ser inmensamente felices, sino también a colaborar con su comunidad. Según ellos, los lazos sociales generan un mayor grado de independencia y seguridad en la persona, algo que a su vez ayuda para crear seres más felices y motivados.

Consume alimentos saludables

La alimentación es otro de los factores fundamentales a la hora de comprender qué es el ikigai. Estos japoneses consumían y aún consumen alimentos exclusivamente naturales, así como lo son por ejemplo semillas, frutas y verduras frescas. Además, consumen muy poca azúcar.

Estas personas entienden que nuestro cuerpo es nuestro templo, por lo que es necesario mantenerlo siempre lo más limpio posible, para poder pensar y actuar de una mejor manera. Además, también se rigen por una regla que dice que deben de consumir alimentos hasta un 80% de su capacidad estomacal.

Lo más importante: el agua pura es su principal alimento.

Realiza ejercicio

Antes de iniciar con sus rutinas saludables, los japoneses realizan cada mañana una serie de ejercicios en grupo, para poder así fortificar su espíritu y alcanzar su mayor ímpetu.

“Muy poco se necesita para hacer una vida feliz; está todo dentro de ti mismo en tu forma de pensar”.

Marco Aurelio

Piensa siempre en positivo

Por último, y lo más importante, estos japoneses mantiene un estilo de vida libre de estrés y preocupaciones. Siempre se ven con una enorme sonrisa en sus caras, y disfrutando al máximo de todo lo que los rodea. Ellos comprenden muy bien que nuestras acciones están guiadas por nuestros pensamientos, por lo que saben que si pensamos positivamente nuestra vida mejorará a gran nivel.

Es cierto que la búsqueda de nuestro ikigai puede llegar a ser bastante profunda. Ahora bien, también es verdad que encontrar nuestro sentido de vida vale la pena. Debemos de llegar al fondo de nuestro descubrimiento personal, y comprender para que hemos venido a este planeta.

Por Flor

Deja un comentario