Jue. Jun 17th, 2021

Hay muchas personas que consideran que sentirse orgullosos de sí mismos es un acto de plena vanidad y altanería. Lo cierto es, que sentirnos orgullosos de nosotros mismos es el primer paso para alcanzar una buena salud a nivel psicológico y emocional. Reconocernos y valorarnos tal y como somos, con nuestros defectos y virtudes, es el primer paso para poder alcanzar el éxito personal y profesional. Es por este motivo que en este artículo hablaremos sobre la importancia de sentirnos orgullosos de nosotros mismos.

¿Por qué todos deberíamos de sentirnos orgullosos de nosotros mismos?

La mayoría de las personas no conciben sentirse orgullosas de sí mismas. Lograr valorarnos, aprobarnos y querernos, no es una tarea tan sencilla. En muchas ocasiones, nuestra historia de vida interfiere a la hora de crear un buen lazo con nosotros mismos. Es por este motivo que existen tantas personas desconformes con su propia vida, ya que querernos a nosotros mismos es el paso fundamental para conseguir ver la vida desde una perspectiva positiva.

Lo más saludable, sería que todos nos sintiéramos felices y orgullosos de nosotros mismos. Si esto sucediera, no habría motivos para generar competencias y conflictos con otras personas. En definitiva, podemos afirmar que si las personas nos aprobáramos más a nosotras mismas, conseguiríamos vivir de una manera más saludable y feliz.

Pero la realidad es muy distinta a como la anhelamos. Existen cientos de expectativas y prejuicios externos a nosotros, que no nos permiten aceptarnos tal y como somos. Muchas personas, en lugar de preguntarse a sí mismas qué es lo que quieren, le preguntan a su entorno qué es lo que quieren de ellas. Es así como la gente termina satisfaciendo los deseos de otras persona, más que los suyos propios. Esta la primera clave de la infelicidad y la desconformidad.

Sin embargo, así como hay gente que sigue los deseos y exigencias de su mundo externo, existen también quienes saben escuchar su propia voz interior. Las personas que se sienten orgullosas de sí mismas, son aquellas que jamás temerán al “¿qué dirán?”. Estos seres saben muy bien que su vida solo les pertenece a ellos mismos, y que por lo tanto, solo ellos pueden decidir cuál será su camino.

Los beneficios de sentirnos orgullosos de nosotros mismos

Son muchas las razones por las que todas las personas deberíamos de sentirnos orgullosas de nosotras mismas. La principal causa, es el hecho de mantener nuestra salud y estabilidad emocional. A continuación analizamos algunas otras razones por las cuales todos deberíamos sentirnos felices y satisfechos con quienes realmente somos.

En primer lugar, es necesario destacar que cuando nos sentimos felices y orgullosos de quienes somos, no necesitamos que nadie a nuestro alrededor nos apruebe. Este hecho nos libera de una gran presión social y emocional, ya que nuestra aprobación pasa a depender exclusivamente de nosotros mismos, y no de factores externos a nosotros.

Además de todo, es necesario recordar que las personas que se sienten orgullosas de sí mismas jamás permitirán ser maltratadas o humilladas. La aceptación de uno mismo va de la mano con la autoestima, por lo que ambos factores se complementan. Si te sientes orgulloso de ti mismo, siempre sabrás darte tu lugar.

Por último, es necesario tener en cuenta que las personas que se aceptan tal y como son, siempre contarán con un aliado incondicional: ellos mismos. Este tipo de personas suelen tener una mayor fuerza de voluntad y actitud ante la vida. Son personas que verdaderamente se quieren y se valoran, por lo que creen ser capaces de poder conseguirlo todo.

¿Cómo lograr aceptarnos tal y como somos?

Si quieres conseguir sentirte orgullosos con quien eres, debes de tener en cuenta dos aspectos fundamentales. En primer lugar, necesitarás descubrir tus defectos, aceptarlos, y trabajar en ellos. En segundo lugar, necesitarás descubrir tus virtudes y fortalezas, reconocerlas, y trabajar en ellas para potenciarlas. Recuerda que ningún ser humano es perfecto, pero que todos podemos sentirnos orgullosos de nosotros mismos, a pesar de nuestros defectos y virtudes. Si logras aceptarte y hacer las paces contigo mismo, tu vida mejorará de una manera sorprendente

Por Flor

Deja un comentario