Vie. Sep 17th, 2021

Hace ya algunos años que el mercado laboral escasea en todas partes del mundo. Al parecer, las predicciones de los economistas y expertos se han cumplido. Y como si fuera poco, la pandemia por coronavirus no parece ayudar en mucho sino todo lo contrario. La economía mundial atraviesa por una de sus peores crisis, y es por este motivo que hoy más que nunca resulta ser fundamental el hecho de tener una buena entrevista de trabajo. En este artículo te mostramos 3 claves para poder tener éxito en tu entrevista laboral.

¿Cómo tener una buena entrevista laboral?

Si luego de haber entregado tu currículo vitae has sido reclutado para una entrevista laboral, significa que vas por muy buen camino. Ahora bien, existen muchas personas que suelen ponerse algo nerviosas y ansiosas ante este tipo de situaciones. Para empezar, es necesario que tengas en cuenta que en una entrevista de trabajo ambas partes tendrán algo que perder y algo que ganar.

Por un lado, tú podrás perder o ganar un puesto de trabajo. Por el otro, el reclutador podrá ganar o perder a un buen colaborador para su equipo. Lo que queremos decir, es que ambas partes tienen cosas en juego, y no solo tú. Por otra parte, para mantenerte más calmado piensa que lo que podrías ganar es mucho más que lo  que podrías perder. Si luego de la entrevista laboral no te contratan, solo estarás en la misma situación que al principio.

Por otro lado, si eres de los que se ponen nerviosos al ver que hay un gran número de candidatos para ocupar determinado puesto de trabajo, debemos decirte que esto tampoco debe de inquietarte. En este tipo de casos, tendrás que centrarte y enfocarte solo en ti mismo y en tus puntos a favor. Los demás no serán tu problema.

Pero analicemos a continuación cuáles son las 3 claves más importantes a la hora de tener una buena entrevista de trabajo:

Lo que te vas a encontrar

En una entrevista de trabajo te encontrarás con una persona que te realizará una entrevista. Dicha persona, conocerá algunos detalles sobre tu perfil laboral y personal, gracias a tu currículo vital y a tu carta de presentación. En el caso de que sea una entrevista en grupo, te encontrarás también con otros postulantes que estarán menos y más preparados para ocupar el puesto de trabajo propuesto.

Si se trata de una entrevista de trabajo individual, debes de asegurarte de que tu perfil sea compatible con la imagen de ti que has mostrado previamente en tu currículo. Si te has descrito como una persona proactiva y dinámica, muestra interés y entusiasmo por ocupar el puesto. Por otra parte, si se trata de una entrevista grupal, limítate tan solo a enfocarte en tu persona y en lo que se te pide que hagas.

Lo que tienes que tener

Si bien es cierto que al principio de una entrevista suele ser el reclutador el que hace las preguntas, con el correr de los minutos tú también podrás tomar cierto control en la reunión. Después de contestar todo lo que se te ha preguntado, realiza tus propias preguntas y consulta tus inquietudes con respecto al puesto de trabajo.

Por otra parte, recuerda que una entrevista de trabajo requiere de una vestimenta muy particular. No uses prendas con colores chillones o demasiado exagerados. Opta por colores suaves y discretos, como lo pueden ser por ejemplo el negro, el blanco o las tonalidades en pastel. Si te vas a maquillar, tampoco debes de exagerar.

Por último, asegúrate también de mantener un tono de voz adecuado que no sea demasiado monótono ni con grandes sobresaltos. Además, recuerda que solo es una entrevista de trabajo, por lo que no siempre tendrás que mostrarte serio y rígido. Intenta demostrar lo que realmente eres.

Los que no debe de estar

Hay una cosa que jamás deberás de llevar contigo a una entrevista laboral: nervios. Si bien es verdad que al principio la sensación de nervios puede demostrar tu interés en el puesto, también es cierto que si permites que esta sensación se mantenga durante toda la reunión, puede llegar a generarte graves malas pasadas.

La solución es muy simple. Existen varios métodos de relajación que podrán ayudarte a controlar tus nervios antes de asistir a una entrevista de trabajo. Por otra parte, y como te lo mencionábamos al principio, recuerda que se trata solo de una entrevista con otra persona. Si bien puedes llegar a ganar mucho, posiblemente lo que puedes llegar a perder es muy poco. Confía en ti y no dejes que nada ni nadie se interponga en tu camino.

Por Flor

Deja un comentario