Jue. Jun 17th, 2021

El acoso laboral es un tipo de violencia que desgraciadamente se ha vuelto muy común en nuestros días. Cuando alguien nos maltrata o nos acosa dentro del ambiente laboral, hablamos de mobbing o acoso laboral. Existen muchos tipos de acoso laboral. En esta guía hablaremos justamente acerca de las distintas formas de mobbing. Presta mucha atención, ya que probablemente puedes haber sufrido o estar sufriendo actualmente algunos de estos tipos de violencia laboral.

Tipos de acoso laboral que debes conocer

El acoso laboral no son solo las presiones y exigencias por parte de nuestro jefe. Si bien esta puede ser una manera de ejercer el mobbing, existen también muchas otras formas en las cuales se manifiesta este tipo de violencia. A continuación hablaremos en detalle acerca de los distintos tipos de acoso laboral.

Discriminación: entre los tipos de acoso laboral más comunes

Este es uno de los tipos de acoso laboral más comunes en nuestros tiempos. Percibes que tus compañeros reciben nuevas oportunidades y propuestas de desarrollo profesional, pero por algún motivo no explícito tú no eres escogido para estos nuevos desafíos.

Debido a este hecho, tu puesto de empleo permanece totalmente congelado, y con esto tus posibilidades de expandirte personal y profesionalmente se alejan cada vez más.

Desvalorización: eres un inútil en todo lo que haces

Este es otro tipo de acoso laboral que suele causar graves daños emocionales en las víctimas de mobbing. Todo lo que haces está mal, y no solo haciendo referencia a actividades dentro del trabajo, sino también en la vida misma. Las series y películas que miras no son buenas, lo que comes no es adecuado, tus actividades no son de interés, entre otras infinitas cuestiones.

Aislamiento laboral: sentimiento de inexistencia

Este es otro de los tipos de acoso laboral que más huellas emocionales negativas deja en las víctimas. No somos tenidos en cuenta para reuniones y citas con nuestros compañeros de trabajo, nos han excluido del grupo de WhatsApp, nadie habla con nosotros en el descanso, en los trabajos grupales no se nos asignan tareas, entre otros hechos exclusivos.

Exceso o ausencia de tareas: una de las formas de acoso laboral más frecuentes

El hecho de que se nos sean asignados grandes volúmenes de trabajo en un corto periodo de tiempo, también puede ser considerado como un acto de violencia laboral. Por otra parte, si estamos capacitados para realizar determinadas tareas y actividades, y se nos solicita realizar otras de un nivel considerablemente menor, estamos también ante un hecho de mobbing.

Falta de respeto

Este es uno de los tipos de acoso laboral más frecuentes en nuestros días. Los insultos, agravios, burlas y chismes hacia un determinado compañero de trabajo, se consideran una falta grave. En ocasiones, podemos ver como un grupo de personas se ponen de acuerdo para maltratar y molestar a alguien dentro del equipo de trabajo.

Sentimiento de culpabilidad

La culpabilidad es otra de las formas en las cuales se manifiesta el mobbing hoy en día. Todo lo que sale mal es culpa tuya. Esta es una forma muy clara de manipulación emocional, que suele causar un gran desgasta emocional y estrés en las personas.

Rumores y chismes

Los chismes jamás han pasado de moda, y aún hoy en día siguen causando un enorme daño en las personas involucradas. No importa si los rumores son falsos o cierto, sino que lo relevante es el hecho de difundir la noticia para así dañar y perjudicar a la persona involucrada. Este es un acto sumamente cruel y despiadado, que también se ve mucho en los ambientes laborales de hoy en día.

Si sufres algunos de estos tipos de acoso laboral o conoces a alguien que esté atravesando por esta situación, debes de tener en cuenta que siempre podrás tomar medidas para combatir este tipo de violencia. Para hacerle frente al acoso laboral, lo primero que debes de hacer es tomar acción. Recuerda que este es un tipo de violencia que se encuentra penalizado.

Por Flor

Deja un comentario