Vie. Sep 17th, 2021

Los vampiros emocionales son aquellas personas que intentan robarnos nuestra vitalidad y energía. Si bien no roban nuestra sangre, si pueden llegar a llevarse nuestras ganas de vivir. Estas personas son también conocidas como seres tóxicos. En este artículo te contamos todo lo que tienes que saber acerca de los 7 tipos de vampiros emocionales más peligrosos.

Qué son los vampiros emocionales

Todas las personas en algún momento de nuestra vida nos hemos topado con este tipo de seres. Puede que en nuestro trabajo tengamos que convivir con vampiros emocionales, o bien que tengamos que hacerlo incluso en nuestra propia familia o círculo de amigos.

A la hora de comprender qué son los vampiros emocionales, debemos de comprender primero qué son las personas tóxicas. Este tipo de personas se caracterizan por ver siempre el lado negativo de las cosas. Son personas de emociones negativas, las cuales tienen una gran facilidad para desmotivarnos y robarnos la energía.

“Si alguien busca un cubo para echar su basura que no sea tu mente”

Dalai Lama

Los vampiros emocionales son justamente aquellas personas que se nutren del dolor, la angustia y la desesperación del otro. A la larga, este tipo de personas puede llegar a provocarnos graves daños psicológicos y emocionales. Es por este motivo que siempre debemos de intentar mantenernos lo más alejado posibles de estos seres.

Tipos de vampiros emocionales

A lo largo de nuestra vida podemos llegar a toparnos con varios tipos de vampiros emocionales. A continuación te mostramos cuáles son los 7 tipos de vampiros emocionales más peligrosos, que roban por completo tu energía y vitalidad.

Los narcisistas

Entre los tipos de vampiros emocionales, este es el más egocéntrico. Se trata de personas cuyo lema es “Yo primero”. Las demás personas deben de atender y satisfacer todas sus necesidades. Este tipo de vampiros emocionales no suelen tener empatía ni considerar al otro.

Si quieres hacerle frente a este tipo de personas tóxicas, tendrás que aprender a poner límites. Para esto es necesario que aprendas a quererte y darte tu lugar.

Los críticos

Nunca nada de lo que hagas estará bien, ante este tipo de personas. Los vampiros emocionales críticos son aquellos que suelen desacreditar todo lo que hace otra persona. Son muy peligrosos, ya que por lo general suelen poner siempre su foco en una sola persona, para hacerla sentir inferior.

Tan solo recuerda que si una persona se obstina por hacer sentir inferior a ella, en el fondo solo será porque ella misma se cree menos que tú. Eleva tu autoestima, y no dejes que las críticas de este tipo de personas te anulen o perjudiquen.

El que habla y no escucha

Estas personas no paran de hablar de sus problemas y malestares. Además, jamás se detendrán para escuchar lo que tú tienes para decirles, por el simple hecho de que no les interesa. Para este tipo de persona, solo eres un recipiente en el cual depositar todos sus problemas.

Si tienes que enfrentarte a este tipo de vampiro tóxico, tendrás que fortalecerte y detener abruptamente la conversación. Hazle saber a la otra persona que no eres su depósito de problemas.

La víctima

Entre todos los tipos de vampiros emocionales, este es uno de los más difíciles de tratar. Estas personas son las que siempre les pasa lo peor. La vida ha sido totalmente injusta con ellos, y siempre están sufriendo.

Es importante que recuerdes que este tipo de personas pueden llegar a ser muy manipuladoras. No cedas ante ellas. Escúchalas e intenta racionalizar sus conflictos, para así hacerles ver que sí existen soluciones a sus problemas. Si la persona se obstina en victimizarse, retírate y no le prestes más atención.

El controlador

Este es uno de los tipos de vampiros emocionales más peligrosos. Se trata de personas que intentarán controlar cada detalle y aspecto de tu vida: tus horarios, actividades y decisiones. Su misión es simple: lograr que tu mundo se reduzca solo a ellos. De esta manera, te convertirás en un ser totalmente sumiso, dependiente y sin vida propia.

Ante este tipo de personas, deberás de actuar con mucha personalidad y auto-control. Márcales un límite entre su vida y la tuya. Hazte valer, y no dejes que nadie se interponga en tus decisiones.

El agresivo

Las personas que suelen enfadarse y ejercer su violencia ante todo tipo de situaciones, resultan ser las más peligrosas. Vivir con este tipo de seres es como caminar en un territorio minado. Nunca sabes cuánto faltará para que la bomba vuelva a explotar.

Ante este tipo de personas, lo mejor será siempre tomar distancia. Por otra persona, lo mejor que podrán hacer este tipo de personas tóxicas, es buscar ayuda profesional.

El sarcástico

Los vampiros emocionales sarcásticos suelen ser los más crueles. Este tipo de personas usan el sarcasmo y la ironía para ridiculizar y humillar a las personas a su alrededor.

Por más bromas y risas que recibas por parte de otra persona, siempre debes de realizar un corte abrupto en la conversación y dejar bien en claro que dicha actitud te ha causado dolor. Marca bien tus límites, para que así nadie pueda pasar por encima de ellos.

¿Te ha tocado enfrentarte a alguno de estos tipos de vampiros emocionales? Si ha sido así, ¿cómo has logrado afrontar la situación?

Por Flor

Deja un comentario