Mié. Jun 16th, 2021

A lo largo de nuestra vida nos encontraremos con muchas situaciones de debates abiertos. Esto no solo sucederá en nuestro ambiente laboral y profesional, sino que también podrá ocurrir a la hora de hablar con nuestros familiares y amigos. Es justo en estos momentos en los cuales nos daremos cuenta de que convencer a alguien no es tarea sencilla. Es por este motivo que en este artículo te mostramos diez trucos para aprender a convencer a los demás.

Por qué es tan importante aprender a convencer a los demás

La capacidad de convencer a los demás puede sernos de gran utilidad, tanto en conversaciones cotidianas como en discusiones profesionales.

A la hora de asistir a una entrevista laboral nuestra capacidad de convencimiento influirá en mucho, e incluso podrá ser determinante para la decisión final. Si en nuestro trabajo tenemos que convencer a un cliente o socio sobre una propuesta, también necesitaremos tener una gran habilidad en la labor de convencimiento.

A continuación te mostramos los mejores diez trucos para aprender a convencer a los demás.

Diez trucos para aprender a convencer

La defensa

La persona que emite su opinión sobre cierta temática y en cierto debate, debe de estar dispuesta a defender su postura hasta las últimas consecuencias. Alguien que emite un juicio debe de hacerlo solamente luego de pensar en los argumentos que defenderán dicha opinión. Hablar por hablar no servirá de nada.

El ataque

Una de las mejores estrategias utilizadas para convencer a las demás personas, es el hecho de atacar el discurso del otro. Por ejemplo, si una persona nos dice que se va a divorciar porque no se siente feliz, nosotros podríamos contestar diciendo:

“Estás pensando en divorciarte porque no eres feliz, sin pensar en lo egoísta que estás siendo al pensar solo en ti y no en la otra persona”.

Los argumentos

Un discurso que convenza también debe de estar sustentado por buenos argumentos. Antes de defender una posición, debemos de buscar todos los argumentos existentes que la sustenten, ya sean estos directos o indirectos. Ir a un debate con una opinión sin argumentos reales, es como ir a la guerra con un utensilio de cocina.

Las consecuencias

A la hora de debatir, siempre será necesario reconocer que pueden existir otras hipótesis mejores argumentadas que las de nosotros. Es por esto que siempre será necesario asumir las consecuencias finales con la mejor postura.

Algo en común; la clave para aprender a convencer

Una de las mejores técnicas para aprender a convencer a los demás, es buscar argumentos que las otras personas también puedan considerar como válidos. Por ejemplo:

“Estoy seguro de que ella se va a divorciar, porque están casados hace 7 años y siempre ha sido infeliz”.

Si las otras personas también aceptan el hecho de que la persona que se va a divorciar ha sido infeliz durante tanto tiempo, probablemente tu argumento las convenza.

La honestidad

Otro clave fundamental a la hora de aprender a convencer a los demás, es utilizar argumentos honestos y sinceros. Cuanto más válidas y fiables sean las pruebas argumentativas, más probabilidades tendrás de convencer al otro.

Validación

Si los argumentos utilizados para defender una postura han sido utilizados también en otras ocasiones para defender una postura idéntica o similar, habrá más probabilidades de convencer al otro. De nada servirá utilizar argumentos personales que solo se basen en tu propia experiencia y te beneficien a ti.

Aceptación para aprender a convencer

Si nuestros sistemas argumentativos no han sido suficientes para sustentar nuestra postura, siempre podremos aceptar la derrota y proponer un nuevo punto de vista. En este caso, será necesario contar con la habilidad necesaria como para saber en qué momento del debate será apropiado cambiar de postura.

Claridad

Esta es otra de las claves fundamentales a la hora de aprender a convencer. La opinión y los argumentos emitidos siempre deben de ser lo más claros posibles. Si decimos por ejemplo “No te ayudo porque eso me cuesta dinero”, no queda claro si no se ayuda por no querer hacerlo o porque no se cuenta con el dinero necesario para hacerlo.

Dudas

En un debate, es muy importante abarcar todos los temas y aclarar todas las dudas. Si esto no sucede, se perderá información relevante. Cuanta más información disponible tengamos, más podremos hacer uso de ella para beneficiar a nuestra postura.

Por Flor

Deja un comentario