Vie. Sep 17th, 2021

Las personas que han padecido de ataques de pánico son las únicas capaces de comprender el grado de angustia y temor que pueden llegar a generar este tipo de sucesos. Aun así, existen algunas muy efectivas acciones y técnicas para combatir los ataques de pánico y disminuir la intensidad de este tipo de episodios. A continuación te mostramos todas estas técnicas.

¿Qué es un ataque de pánico?

El ataque de pánico puede ser considerado como una de las sensaciones más desesperantes, para la persona que lo padece. El corazón late a gran velocidad, el calor se expande por todo el cuerpo, los zumbidos llegan a la cabeza, y la asfixia se hace cada vez más intensa. Estos son solo algunos de los síntomas que conforman a un ataque de pánico.

Si bien es verdad que este tipo de padecimiento no suele ser tan mencionado como la depresión o la ansiedad, algunas cifras oficiales nos hablan de que entre el 5% y el 10% de la población mundial padece o ha padecido en algún momento de ataques de pánico, ya sea de manera aislada o crónica.

Estos ataques suelen caracterizarse por su elevada intensidad. Por lo general, la actividad cardio-respiratoria aumenta de manera considerable, y los síntomas sensoriales, como mareos y escalofríos, se presentan de manera imprevista. Lo más curioso de todo, es que este tipo de ataques suelen aparecer de manera repentina. Así mismo, también suelen desaparecer de la misma manera.

En la actualidad, existen diversas técnicas para combatir los ataques de pánico. Aun así, antes de utilizar estas técnicas y ejercicios, será necesario cerciorarnos de que realmente estamos atravesando por uno de estos episodios. A continuación analizaremos, con más detalles, los síntomas de los ataques de pánico.

Síntomas de los ataques de pánico

Las personas que experimentan un episodio de ataque de pánico, suelen manifestar al menos cuatro de los siguientes síntomas:

  • Sudores.
  • Palpitaciones.
  • Temblores.
  • Corte de aliento, asfixia.
  • Nudo en la garganta.
  • Dolor o malestar en el pecho.
  • Náuseas.
  • Mareos, inestabilidad.
  • Pérdida del sentido de la realidad.
  • Miedo de perder el control, de volverse loco.
  • Miedo a morir.
  • Parestesias.
  • Escalofríos, sofocos.

¿Por qué se produce un ataque de pánico?

Existen muchos factores que pueden llevar a que una persona padezca de ataques de pánico. Por lo general, los más comunes son la ansiedad, el estrés, las fobias y los temores, y un exceso de atención en las sensaciones corporales.

Así mismo, las personas que se encuentran constantemente a ambientes exigentes y de alta presión, también pueden llegar a experimentar episodios de ataques de pánico. Una persona que convive en un ambiente familiar o laboral tóxico, podrá ser susceptible a sufrir este tipo de episodios.

Así mismo, también es necesario recordar que una de las peores consecuencias del ataque de pánico es el temor constante de que el episodio pueda volver a repetirse. Para afrontar este tipo de ansiedad, puede llegar a ser necesario realizar terapia y practicar algunas técnicas de respiración y relajación.

El profesor de psicología clínica de la Universidad de Bath, Paul Salkovskis, afirma que es de vital importancia el hecho de no dejar que el miedo a los ataques de pánico controle a la persona: “los ataques de pánico siempre pasan y los síntomas no son una señal de que suceda nada dañino. Mándate el mensaje de que los síntomas que estás experimentando son causados por la ansiedad“.

Ejercicios y técnicas para combatir los ataques de pánico

Los expertos cognitivos-conductuales, nos dicen que la mejor técnica para combatir los ataques de pánico es el simple hecho de ser conscientes del momento. Por más atemorizante que pueda llegar a ser, la persona debe de intentar prestar atención a todo lo que está sucediendo en su cuerpo y mente durante el episodio de ataque de pánico.

El hecho de mantenerse consciente de su estado, le permitirá a la persona descubrir que se trata tan solo de un pico de ansiedad y no de un ataque mortal. Aun así, para alcanzar este nivel de consciencia, el afectado deberá de manejar un buen nivel de autocontrol.  

La respiración relajante de 4-7-8 suele ser otra de las más populares técnicas para combatir los ataques de pánico. La persona tan solo tendrá que focalizarse en inhalar durante 4 segundos, para luego sostener el aire 7 segundos y finalmente exhalar en 8.

Algunos estudios han demostrado también que el hecho de pensar en un objeto, persona o situación agradable durante el episodio de ataque de pánico, puede llegar a disminuir la intensidad de los síntomas hasta finalmente eliminarlos por completo.

El método 5-4-3-2-1 para combatir ataques de pánico, es otra de las técnicas que han mostrado una gran efectividad a la hora de disminuir la intensidad de los síntomas ocasionados por este tipo de ataques. Para aplicar este método, tan solo tendrás que seguir los siguientes pasos:

  • Mira 5 objetos separados y piensa en cada uno por un momento.
  • Escucha 4 sonidos distintos y piensa de dónde vienen y qué los distingue.
  • Toca 3 objetos y considera su textura, temperatura y cuáles son sus usos.
  • Identifica 2 olores diferentes. Puede ser olor a café, jabón, incienso, flores, o algo que te guste mucho.
  • Nombra 1 cosa que puedas probar. Debe de ser algo que verdaderamente te guste.

Hoy en día existen muchas técnicas para combatir los ataques de pánico. Además de las ya mencionadas, podemos encontrar también distintos ejercicios de yoga y relajación los cuales contribuirán en mucho a la hora de disminuir los niveles de ansiedad generados por los ataques de pánico.

Por Flor

Deja un comentario