Vie. Sep 17th, 2021

El estrés crónico puede llegar a ocasionar graves consecuencias en la vida de una persona. En la actualidad, muchas personas padecen de estrés y ni siquiera lo saben. Es por este motivo que en este artículo analizaremos en detalle los síntomas físicos del estrés. Luego de leer esta guía, podrás saber si verdaderamente padeces de estrés.

Síntomas físicos del estrés

Los síntomas físicos del estrés suelen ser los más evidentes a la hora de delatar a este padecimiento. Sin embargo, la mayoría de estos síntomas también pueden ser asignados a otro tipo de enfermedades. Es por este motivo que en esta guía analizaremos en detalle los principales síntomas físicos ocasionados por el estrés.

Existen muchas causas por las cuales puede llegar a generarse un episodio de estrés. Traumas, miedos, fobias, presiones, exigencias, depresión, y muchos otros factores, pueden ser la causa original del estrés en una persona.

Por lo general, una persona que se encuentra estresada podrá desarrollar síntomas emocionales similares a la ansiedad, angustia, inquietud y sensación de agotamiento mental. Ahora bien, también existen los síntomas físicos.

A continuación nos enfocaremos en analizar los 9 síntomas físicos más frecuentes del estrés.

Dolor mandibular

El síndrome de tensión temporo-mandibular suele ser uno de los más comunes síntomas físicos del estrés. Se trata de dolores y molestias experimentadas en la zona de la mandíbula, los dientes y el sistema auditivo. Puede haber dificultades a la hora de morder o mover la boca.

Alteraciones digestivas

El sistema digestivo mantiene un vínculo directo con nuestras emociones. Es por este motivo que los padecimientos digestivos como la diarrea, el estreñimiento y las náuseas también suelen ser considerados como síntomas del estrés.

Taquicardias

Una persona con estrés será más propensa a experimentar episodios de taquicardia o arritmia. Incluso, puede llegar a experimentarse también ataques de pánico.

Infecciones frecuentes

Un estudio realizado en la Universidad de Missouri-Kansas, ha establecido que el estrés afecta de manera directa al sistema inmunitario. Es por este motivo que las infecciones, como lo pueden ser gripes y resfriados, pueden llegar a ser consideradas como síntomas físicos del estrés.

Contracturas musculares

Las tensiones y contracturas musculares también pueden considerarse como un claro síntoma de estrés. Las personas que padecen de estrés laboral comúnmente suelen pasar demasiado tiempo en determinada postura corporal, motivo por el cual se generan este tipo de contracturas tan molestas y dolorosas.

Boca seca

La xerostomía es también otra condición física asociada a los altos niveles de estrés. Se trata de la sensación de tener la boca seca. También puede aparecer luego de ingerir ciertos medicamentos.

Problemas para dormir

El insomnio y los problemas para conciliar el sueño, suelen ser de los síntomas físicos más claros del estrés. Por más cansada o agotada que se encuentre la persona, no logrará realizar un buen descanso nocturno.

El agotamiento como uno de los principales síntomas físicos del estrés

Las personas que padecen de estrés crónico suelen sentirse siempre agotadas. Por más descansos que tengan, nunca se sentirán con energía. Este es otro de los principales síntomas físicos del estrés.

Alteraciones en el ciclo menstrual

Las mujeres que están expuestas a elevados niveles de estrés, pueden sufrir interrupciones en su ciclo menstrual. Así mismo, también se podrá experimentar un mayor dolor en los ciclos, y retrasos importantes.

Son muchos los síntomas físicos asociados al estrés. Es importante recordar que ante cualquier desajuste en nuestro sistema, nuestro cuerpo siempre buscará la forma de alertarnos sobre la existencia del problema. De aquí la importancia de atender todos los síntomas corporales, por más insignificantes que estos puedan llegar a parecer.

Por Flor

Deja un comentario