Jue. Jun 17th, 2021

Si bien es verdad que esta nueva forma de trabajar puede traer consigo varias ventajas, nunca debemos de olvidarnos de la otra cara de la moneda. Así como todo en la vida, el teletrabajo tiene sus ventajas y sus desventajas. De hecho, existen muchas personas que han padecido de grandes conflictos laborales en el teletrabajo. En este artículo te mostramos como hacerle frente a este tipo de problemáticas.

Conflictos laborales en el teletrabajo

Los tiempos cambian, y nosotros debemos de aprender a adaptarnos a las nuevas modalidades de convivencia. El teletrabajo se ha convertido en una muy buena alternativa para el trabajo presencial. Aun así, aun en esta nueva modalidad de trabajo en la que no tenemos contacto directo con nuestros compañeros y superiores, existen conflictos laborales.

Si bien es cierto que las ventajas del teletrabajo con muchas, no debemos de olvidarnos que esta nueva modalidad de trabajo implica también ciertas desventajas. Muchas personas afirman no sentirse a gusto con esta nueva forma de trabajar, debido a que la concentración dentro del hogar no es la misma que la concebida de la propia oficina.

Además, hay personas que afirman trabajar aún más tiempo que el que lo hacían en el trabajo presencial. Además de esto, debemos de sumar las dificultades técnicas, los inconvenientes a la hora de trabajar en equipo, los problemas de evaluación de desempeño, y aún más. Lo cierto es que, los conflictos laborales en el teletrabajo no son pocos.

Una nueva modalidad de trabajo

Lo primero que debemos de destacar, es que el teletrabajo no surge como sí mismo debido a la pandemia por COVID-19. Debemos de remontarnos a la década de los 80 para encontrarnos con el surgimiento de esta modalidad de trabajo. Sin embargo, fue a partir del nuevo milenio que la nueva idea de trabajo comenzó a implementarse de una manera más real en las distintas empresas de todas partes del mundo.

Ahora bien, los supervisores y superiores deben de dejar de entender al teletrabajo como una especie de “favor” para los trabajadores. Tele-trabajar no implica solamente trabajar desde cualquier sitio y en cualquier momento, sino que conlleva una gran serie de dificultades.

Algo que llama la atención, es la gran insuficiencia normativa para la regulación del teletrabajo y lo poco preparadas que están las empresas, para coordinar y supervisar tareas mediante este medio.

No existe una coordinación de horarios e infraestructuras a la hora de considerar el teletrabajo. No hay una buena coordinación entre supervisores, equipos de trabajo y tareas a realizar. De aquí es que surgen los principales conflictos a partir de esta nueva modalidad de trabajo.

Los principales conflictos en el teletrabajo y cómo solucionarlos

Si bien es verdad que el teletrabajo suele traer consigo varios tipos de inconvenientes, nosotros destacaremos solo los más importantes de ellos. Una cuestión que no deja de suceder, es el hecho de que alguien necesite de nosotros justo en el momento en el que nos hemos levantado de nuestro escritorio de trabajo, ya sea para ir al baño o por un café.

Cuando alguien pregunta por nosotros, durante una video-llamada, y justo nos hemos levantado de nuestra silla, esto puede dar a entender que no hemos estado presente en la reunión durante más tiempo. La mejor manera para solucionar este tipo de inconveniente, es el hecho de medir la productividad del trabajador por tareas, y no por horas de trabajo.

Otro de los principales conflictos en el teletrabajo, surge cuando nuestro jefe o compañeros nos han enviado un email y no lo hemos podido leer de manera inmediata. Y es que, las personas no podemos ni debemos de estar constantemente pendientes de nuestros dispositivos móviles.

En este caso, todos los integrantes del equipo de trabajo deben de comprender y respetar los tiempos de los demás miembros del equipo. Así mismo, si un trabajador sabe que pronto recibirá un email con información relevante, también tendrá que estar al pendiente de ello.

Cuando el problema es la falta de coordinación

Pero, ¿qué sucede cuando apenas al encender el ordenador surge el caos? Todos los miembros del equipo se conectan a la video-llamada pero nadie sabe qué decir o por dónde empezar. En estos casos en donde existe una clara falta de organización y coordinación, se tendrá que proceder a seleccionar un coordinador para el equipo de trabajo.

Como ya lo hemos dicho antes, los conflictos en el teletrabajo no son pocos, y hace falta tener un gran sentido de la comunicación y de la coordinación, para evitar así que estos inconvenientes perjudiquen el trabajo de cada colaborador.

Antes de comenzar a realizar teletrabajo, lo más recomendable será establecer ciertos tipos de reglas y pautas, para que así todos los miembros del equipo puedan comprender cómo deben de desempeñar sus roles y tareas, frente a esta nueva modalidad de desempeño laboral.

Por Flor

Deja un comentario