Jue. Ago 5th, 2021

Las vacaciones suelen ser el momento más anhelado de todo el año. En este tiempo nos dedicamos tan solo a descansar y a compartir tiempo con los nuestros. Pero, ¿qué sucede cuando surgen conflictos familiares en vacaciones? En este artículo te contamos por qué se originan este tipo de conflictos y cómo hacerles frente.  

Conflictos familiares en vacaciones

Las personas nos comportamos de manera distinta durante las vacaciones. Esto sucede debido a que en este tiempo no tenemos responsabilidades ni trabajos. Las vacaciones son solo para descansar y pasarla bien, aun si nos quedamos en casa.

Pero, ¿por qué existen conflictos familiares en vacaciones? Algunas familias están acostumbradas a convivir muy poco. El trabajo, la escuela y las demás actividades, hacen que prácticamente los miembros de la familia no compartan tiempo juntos. Ahora bien, cuando llegan las vacaciones esto cambia.

Pasar demasiado tiempo con otras personas siempre puede ser algo que de origen a conflictos. Los conflictos familiares en vacaciones son muy comunes. En vacaciones no tenemos nada en que pensar, por lo que solo nos dedicamos a interactuar con los otros. Si crees que tu familia es de las que genera conflictos cuando están de vacaciones, a continuación te mostramos 4 estrategias para que puedas cortar de raíz con este tipo de inconvenientes familiares.

Establecer nuevas dinámicas

Como lo hemos mencionado anteriormente, durante las vacaciones los horarios y tareas de cada miembro de la familia cambian. Si todos se quedan en casa durante vacaciones, será necesario que las tareas del hogar sean repartidas. Así mismo, si se planea ir de viaje, también será necesario repartir las responsabilidades.

Si todos colaboran en algo será más difícil que los conflictos aparezcan. Es muy necesario el hecho de dejar bien en claro cuáles serán las tareas y responsabilidades de cada miembro de la familia durante el periodo de vacaciones.

Pasar tiempo a solas para evitar los conflictos familiares en vacaciones

Si bien es verdad que durante las vacaciones pasamos más tiempo con nuestros seres queridos, esto no significa que tengamos que pasar las 24 horas del día con otras personas. Durante este tiempo también es necesario reservar momentos para estar a solas y realizar actividades que nos sean placenteras como lo pueden ser leer un libro, escuchar música, meditar, hacer ejercicio, entre otras muchas más.

Mantener una buena actitud

Nuestra actitud lo es todo. A cada minuto tenemos la capacidad de decidir cuál será nuestra reacción a cierta acción. En vacaciones familiares, donde pasamos mayor tiempo con otras personas, necesitaremos cultivar nuestra paciencia y empatía con los demás. De esta manera evitaremos discutir por cualquier pequeño detalle. Recuerda que las vacaciones son para que puedas relajarte y disfrutar.

Si nuestros hijos derraman helado sobre la cama, o si nuestra pareja se tarda en arreglarse para salir a cenar, no debemos de alarmarnos. Estos son solo pequeños detalles que no causarán mayores inconvenientes.

Dialogar y negociar

Por último, la capacidad de dialogar y de negociar también resulta ser crucial a la hora de evitar conflictos familiares en vacaciones. Durante estos tiempos de descanso será normal que algunos miembros de la familia quieran realizar cierta actividad y que otros miembros opten por otra. En estos casos, la capacidad de negociar será fundamental.

Recuerda que las vacaciones son momentos en los que debemos de pasarla bien, sin discutir ni agredir a nadie. Si mantienes una buena actitud durante tus vacaciones, te aseguramos que nadie podrá arruinártelas.

Si en otros años has padecido de conflictos familiares durante las vacaciones, puede que ya sea hora de entablar un diálogo con tu familia, para así ponerse de acuerdo en ciertas temáticas. Recuerda que tu actitud y tu capacidad de comprensión serán tus armas más poderosas a la hora de generar un buen vínculo con las demás personas.  

Por Flor

Deja un comentario